Postre a base de bizcochuelo bañado en guanábana, almíbar, crema inglesa y chantilly con nueces tostadas y merengues. Es una versión más suave del tradicional “merengón”.